12/3/09

Contando el danzón

CONTANDO EL DANZÓN
Por Maru Ayala

Recientemente tuve la oportunidad de viajar al D.F. con Miguel, y Robert Chávez y Ale; teníamos ganas de danzón en vivo. El sábado estuve en la Cuidadela (solo encontramos música grabada); ese mismo día por la tarde fuimos a la Plaza de los Cocodrilos y el domingo nos lanzamos al Romo y bailamos 3 deliciosas y enérgizantes tandas con Acerina.

En este viaje me di cuenta que, aunque en el D.F. el danzón, como música, es super popular, la gran mayoría de la gente lo baila como cumbia, mambo, salsa, una mezcla de todas, o simplemente, sin ningún esquema.

En general, en el D.F. el danzón, como baile, no es muy diferente a otros ritmos; solo se trata de darle vuelo al cuerpo y disfrutar. También logré percibir que existe en el D.F., así como en muchos lugares de la república mexicana que he visitado, un sector minoritario de los bailadores que disfrutan bailar danzón con algunas reglas (parar en los estribillos, cerrar cuando acaban las melodías, etc.); y dentro de éste grupo, existe otra minoría que lo hacen respetando las frases musicales.

Este pequeñísimo sector de la gran población de bailadores, trabaja en sus casas desglosando afanosamente los danzones más difíciles, se reúne con amigos a debatir si las frases son de tal o cual medida, se dan el tiempo con sus parejas para escuchar una y otra vez los danzones que los hacen sufrir, aprenden fundamentos básicos de música, entre otras cosas… y todo ¿para que?

a) Para que te aplaudan mas?
b) Para salvar el orgullo de buen bailador?
c) Para que el músico y el director de la danzonera te respete?
d) Para ganar un concurso?
e) Para presumirle a los cuates lo inteligente que eres?
f) Para ganarte una mesa de pista en los bailes?
g) Para fundirte tu y tu pareja con la música y permitirle a la orquesta formar parte de este nuevo ente?

Aunque el bailador que se interesa por la ejecución del danzón por frases musicales puede ser motivado por cualquiera de las opciones anteriores, me gustaría pensar que el principal móvil es una satisfacción personal que nada tiene que ver con un bailador poseedor de un gran ego. En lo personal, me gusta pensar que el danzonero que baila atendiendo a las frases musicales es un ser que percibe el danzón como un camino para pulirse como ser humano y que busca alcanzar la virtud mediante éste género musical.

Este ejercicio pretende abrir un espacio de debate que nos ayude a entender el danzón como música y bailarlo respetando sus frases.

Si usted es de los que baila el danzón sin preocuparse por estos asuntos de los cierres y el fraseo, permítame anticiparle que con éste ejercicio se va a aburrir en sobremanera. Pero si usted gusta de ésta práctica, anímese a participar y tenga por sabido que todo lo que diga puede ser usado en su contra.

En un acto inusitado de valentía, yo inicio:

--

Danzón: Ahí viene el toro Juanita
Danzonera: La 1er danzonera de América : ACERINA
Disco: En vivo Vol. 1 (con doble estribillo)

Propuesta de desglose: por compases
Responsable: Maru Ayala y Miguel Velasco

4 4 4 4 , 8 4 8 4 4 3+3P
4 4 4 5 , 5 4 3 5 4 4 4 4 5C
4 4 4 5 , 5 8 3 2 5+2P

a) En donde cada renglón representa la parte bailable de cada melodia.
b) El número entero representa el número de compases de la frase musical.
c) Cuando la ultima frase de cada renglón termina con un número solo, por ejemplo 4, quiere decir que el cierre es de 10 pisadas. Si el número solo fuera 5 el cierre seria de 13 pisadas.
d) Cuando la última frase de cada renglón termina con un número acompañado de una C, por ejemplo 4C quiere decir que el cierre es de 11 pisadas. Si el número fuera 5C quiere decir que el cierre es de 14 pisadas. Esta C quiere decir: Compás completo.
e) Cuando la ultima frase del cada renglón termina con +2P quiere decir que hay que agregar 2 pisadas a ese compas. Ejemplo un cierre de 9 pisadas seria 3+2P
...

Me inclino definitivamente a contar por compases porque la música está expresada de ésta manera. Siento que el contar por compases te permite mas posibilidades de baile que las pisadas y te permite entender una composición musical de una manera mas coherente; pero, si usted está acostumbrado a contar por pisadas, estas pequeñas fórmulas de conversión pueden ayudarle:


Cantidad de pisadas = ( # de compases x 3) - 1

Cantidad de pisadas en finales = ( # de compases x 3) - 2

Esperamos sus comentarios!

1 comentario:

  1. ¿Qué tal, Maru, Patio del Danzón?

    Me parece magnífico ejercicio. Antes no había hecho conciencia de que "Ahí viene el toro, Juanita" es en verdad un danzón difícil por la cuenta. Incluso, no había identificado que el segundo y el tercer estribillos tienen una coda de un compás: simplemente identificaba cuando empezaba la melodía sin hacer reparo de dicha "inesperada", "poco común" característica (diría "excepción que hace la regla"). Además, las cuentas tan poco ortodoxas (frases de compases impares) lo hace muy interesante para practicar ese tipo de cuentas en el baile.

    Sobre los resultados del ejercicio, temo que no tengo la pista con la que trabajaste, Maru, pero tengo la siguiente:

    Danzón: Ahí viene el toro, Juanita
    Danzonera: Acerina y su danzonera
    Disco: El danzón nunca muere
    Observaciones: Estructura "clásica"; es decir, estribillo - primera - estribillo - segunda - estribillo - montuno (estribillos sencillos).

    Cuenta:

    4 4 , 4 8 4 4 4
    4 5 , 5 4 8 4 4 4 4 5C
    4 5 , 4 8 3 2 5+2P

    Al parecer, estamos totalmente de acuerdo con la medida del montuno; sin embargo, para la segunda parte diferimos. Además, infiero que las primeras partes son diferentes, puesto que tu análisis tiene 3 compases más que el mío.

    Ahora, me gustaría hacer comentarios más específicos sobre la segunda parte. Tú marcas una secuencia de 5-4-3-5 compases al inicio de la segunda parte (sin estribillo); yo marco 5-4-8. He escuchado esta sección y entiendo tu apreciación; sin embargo, yo no escucho una conclusión en esa frase de 3 compases que marcas. Por el contrario, a mi me parece que se queda suspendida, como si fuera una coma o tres puntos lo que la separa de la siguiente frase. Si bien es cierto que la textura (timbre) de la melodía sufre un cambio ahí, me parece que no es por cambio de instrumento, sino por cambio de tesitura (registro o altura). A mi parecer, sigue siendo el clarinete quien toca. Es posible que cambie de un clarinete a otro, pero aún así no me parece suficiente la pausa ni conclusión melódica (ni rítmica) para asentar los pasos y hacer un descanso. Creo que este cambio de modo indica un cambio de estilo en el movimiento. Creo que sería mejor describirlo como una frase de 3 ligada íntimamente con otra de 5. Ese renglón (segunda parte) lo reescribiría así:

    4 5, 5 4 3+5 4 4 4 4 5+1P

    Además del cambio que comenté antes, también puedes ver que la frase final ya no la escribí como 5C, sino como 5+1P. Lo que quiero decir con esto es que no me parece que el último compás sea completo. Déjame explicarme.

    He notado que en el compás, que contamos como de cuatro tiempos, se pisan los tiempos 1, 3 y 4. La lógica que encuentro a esto es que los tiempos 1 y 3 son los tiempos fuertes de un compás de cuatro tiempos y el cuarto tiempo se pisa como liga o preparación para el siguiente compás. De hecho, en un compás de conclusión de frase se pisan solamente los tiempso 1 y 3, porque no hay necesidad de "preparar" o "ligar" el primer tiempo del siguiente compás; incluso, cuando se pisa con pasos "retenidos" o "sostenidos" los tiempos que se pisan son únicamente los tiempos 1 y 3 (tiempos fuertes). El segundo tiempo no se pisa porque es un tiempo débil y "no se siente". En el caso de los compases de cierre de melodía (o parte), el único tiempo que se pisa es el primero puesto que es el tiempo con mayor fuerza del compás y en él puede recaer la conclusión; en caso de hacer una conclusión "alargada", puede recurrise a marcar los tiempos 1 y 3. Cabe mencionar que cuando el ritmo está asincopado, la rítmica sufre una inversión y en vez de pisar los tiempos 1, 3 y 4, se pisan los tiempos 1, 2 y 3; esto a veces ocurre con el fin de salir de una posible monotonía rítmica y lo podemos percibir en los cuadros o frases que cierran algunas partes o melodías de algunos danzones, por ejemplo.

    Atendiendo a lo expuesto en el párrafo anterior, hago énfasis en el caso de la frase de cierre de la segunda melodía: el quinto compás no se pisa en los tiempos 1 y 3, sino que se pisa en los tiempos 1 y 2. Esto quiere decir que ambas pisadas son muy rápidas, y no corresponden a los tiempos fuertes del compás, por lo que la conclusión tiene esa sensación de "repentina". Entonces, este compás no es un compás completo, porque no pisa los tiempos 1 y 3, como un compás "completo" requiere. Compárese el cierre de esta (segunda) melodía con el cierre del montuno: en el montuno sí se pisan los tiempos 1 y 3. De hecho, es posible cerrar el montuno con un esquema de 5C en vez de uno de 5+2P, puesto que el paso de más en este compás corresponde a un tiempo muy corto que únicamente sirve de refuerzo para el tiempo final y no necesariamente es un tiempo per se. Entonces, propongo esta nomenclatura para diferenciar la forma de pisar los cuadros de cierre.

    Pero bueno, esto es MI apreciación...

    Por cierto, debo comentar que me parece que el danzón está ideado en una cuenta de dos por cuatro (y no de cuatro por cuatro, como lo contamos); es decir, de dos tiempos por compás (al igual que la contradanza, el tango argentino, y muchas otras danzas latinas). Esto quiere decir que cuando contamos el compás como de cuatro tiempos, estamos llevando el ritmo el doble de rápido de lo que está escrito... cuestiones de técnica. Lo importante es que las danzas o contradanzas tienen, precisamente, una rítmica dentro de un compás de dos tiempos que consiste en marcar ambos tiempos del compás (tiempos 1 y 2) y una anacrusa (usualmente de un medio tiempo, en ocasiones de un cuarto de tiempo) antes de entrar al siguiente compás con el fin de acentuar la fuerza del primer tiempo del compás que viene. Todo esto es análogo, pues, a lo que comenté sobre la cuenta de cuatro tiempos. Para checar ejemplos de partituras de música cubana, pueden visitar el siguiente URL:

    http://www.musica.cult.cu/partituras.htm

    En especial, la partitura del primer danzón, "A las alturas de Simpson", pueden apreciarla en el siguiente URL:

    http://www.musica.cult.cu/images/partituras/failde.jpg

    ¡Saludos, desde Mazatlán!
    Juan Jesús.

    P.D. Todavía tengo comentarios sobre como pisar la primera melodía, pero como me parece que muy probablemente sea diferente de la versión que tienes, Maru, preferí no comentarlo. Espero encontrar tu versión para poder hacer de nuevo el ejercicio y tener una comparación más fidedigna.

    ResponderEliminar

Danzón dedicado el